“Declaración Jurada…”

No es solamente la luna ni el rocío ni la luz celeste de los pájaros, puede también ser una alpargata vieja, toda agujereada, toda casi muerta después de andar fábricas, andamios o duros y calientes caminos de noviembre. No, no necesariamente todo lo poético debe ser bello.Yo he visto horribles chicos grises como la tierra comiendo la tierra. Yo los he visto ahí, con sus andrajos y su mugre, reptando, y los he tocado, acariciado su piel y convertido en ángeles, en mariposas, en viento de septiembre. Porque todo antes de ser poesía debe pasar por mi corazón, darlo vuelta con el grito para arriba, colocarlo al alba, cara al cielo. Todo debe pasar por mi sangre, por mis huesos, por mi respiración, por el corazón de mi sangre.Pues yo soy un poeta no un hacedor de versos bonitos. Yo soy un poeta que ama a los que no tienen amor ni pan, a los que se van sin haber llegado, a los que a veces sonríen, a los que sueñan, a los que a veces les crece un fusil en las manos y salen a morir por la vida. En suma: yo he sido, soy y seré un poeta revolucionario. Sobre mi tumba verán florecer un puño.

Texto: Dardo Sebastián Dorronzoro
Voz y adaptación: Belén López
Mezcla: Pablo Barata
Año 2007 (Vísperas del equinoxio)
  dsc01719.jpg
Sobre el poeta: (1913-¿1976?). Poeta, novelista, cuentista y periodista. Nació en San Andrés de Giles y se radicó en Luján (ambas localidades de la provincia de Buenos Aires) donde fue secuestrado por un grupo de tareas de las Fuerzas Armadas, por los mismos días en que desaparecieron los poetas Francisco Urondo y Miguel Ángel Bustos. Comenzó a dar a conocer sus poesías y trabajos periodísticos en el diario socialista “Tribuna Roja”. Publico una sola novela: “La nave encabritada” (premio Emecé, 1964) dejando otras inéditas, al igual que un libro de cuentos. Tanto en su quehacer poético como en sus artículos siempre está en carne viva la preocupación por las miserias físicas y morales que debe soportar el hombre y el destino -siempre incierto- de las clases marginadas. “Una sangre para el día” y “Llanto americano” (aparecido póstumamente) fueron sus dos poemarios publicados.
dardo.jpg

DESCARGAR

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: